Época de examenes

Un día en el aula

Esta semana no es una semana normal en la Escola de Formació del Taxi de Lesseps (Incrementa Escola). El silencio se hace más presente de lo habitual en el aula y un aura de concentración envuelve todo el ambiente. La semana que viene hay examen.

Hemos pasado algunos momentos con nuestros alumnos conociendo sus historias, sus inquietudes, sus ilusiones y metas.

“El taxi te enriquece muchísimo. Es una herramienta de trabajo extraordinaria”, nos confiesa Valentín, ex taxista que tras varios años dedicándose a esta profesión, decidió dejarlo y probar otros sectores. Ahora, tras unos años alejado del mundo del taxi, ha decidido volver a este sector que tanto le apasionó. “Es una de las profesiones más libres que he conocido. Esclava, porque trabajas muchas horas, pero al mismo tiempo libre”. ”Yo he tenido varios negocios… Pero donde conoces más gente y donde la gente se desahoga más personalmente, es en el taxi”. Valentín vuelve a sacarse la credencial, ya que al no ejercer la profesión durante más de 10 años, se le caducó.

Roger quiere probar una profesión nueva. Siempre le ha llamado la atención el taxi. “Mi abuelo era taxista y siempre nos contaba historias del taxi”. Cuando se saque el carnet de taxista trabajará de asalariado, pero le gustaría tener su propia licencia. “Como dice Valentín, creo que es una profesión bastante libre, y eso me gusta”.

“Siempre he sido una persona inquieta para los negocios. Me gusta probar sectores nuevos, nuevos negocios e inversiones, nuevas oportunidades”. Nos explica Albert, ingeniero de profesión. Está buscando nuevos horizontes, y el sector del taxi le interesa. Ha hecho números y cree que puede ser interesante. Quiere comprarse una licencia.

Arslan quiere comprar licencia y cuando lo haga, trabajará con su primo. “Él ya lleva más de un año trabajando de taxista y está esperando a que yo apruebe y me compre una licencia para trabajar conmigo”.

Es la primera vez que suben a examen. La primera vez para todos menos para Elyousfi, que sube por segunda vez. “La primera vez subí para saber cómo era el examen, para tener una idea de lo que me iba a encontrar cuando me pusiera en serio. Solo llevaba un mes estudiando, así que sabía que no iba a aprobar, pero bueno, ahora ya sé que me espera y estoy mucho más preparado”.

Josep, taxista y profesor de la Escola de Formació del Taxi de Lesseps desde hace muchos años es, para sus alumnos, uno de esos puntos clave para tener éxito en este examen. Cuando preguntamos a sus alumnos sobre él, todo son halagos “Josep me ha sorprendido, para bien, con su compromiso, por la forma en que da la clase, el talante que tiene, su paciencia y su buena actitud”. Nos dice uno de sus alumnos. “El temario que lleva Jose es impresionante. Nos explica las cosas, nos guía, nos conduce de una manera impecable. No nos da los folletos y ya está, como hacen algunos profesores. No es su forma de trabajar. El material de estudio que nos da, es muy bueno”. Sus alumnos le tienen un gran aprecio y eso se anota y se siente en el ambiente. Todos quieren decir cosas de él. “Es muy profesional, respeta mucho a las personas y las sabe llevar. No somos un número más en clase. Jose nos llama por nuestro nombre, cosa que parece una tontería, pero no lo es”.

El trabajo en equipo se aprecia cuando entras en el aula. Nuevamente el profesor tiene que ver mucho en que esto sea así. “Hace que nos ayudemos entre nosotros, así aprendemos”. Nos dice Abdel, que lleva unos meses apuntado a la escuela.

La clase está llena de mapas, guías, test. Se pueden ver pequeños grupos de trabajo que comentan en voz baja cual es el mejor recorrido para ir a Passeig de Gràcia desde la Plaça Virrei Amat o para llegar al Hospital de Bellvitge desde el centro de Barcelona. Algunos alumnos, fotografía en mano, debaten sobre qué edificio emblemático de Barcelona es el que tienen delante y dónde lo pueden encontrar.

“Hay mucha información importante que estudiar. No se trata de que el examen sea fácil o difícil, la clave es comprometerse. Si no te comprometes, es difícil que lo puedas sacar”. Opina Albert.

Están nerviosos y son conscientes de que hay abundante información, que hay una gran cantidad de cosas por aprender de la ciudad: monumentos, plazas, calles… Pero todos coinciden en que eso está bien, porque es la mejor manera de que la profesión tenga un cierto nivel. Cuanto más exigente sea el examen, más se exigirán ellos mismos y eso se traducirá en una mayor profesionalidad de los trabajadores del sector. Barcelona es una ciudad turística y para estos alumnos que aspiran a hacer del taxi su profesión, es muy importante que los clientes se lleven una buena imagen de ellos al ofrecerles el mejor servicio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *